Asier Cuevas, un hombre que no sabe de límites

Home / Novedades / Entrevistas / Asier Cuevas, un hombre que no sabe de límites

Asier Cuevas, un hombre que no sabe de límites

Fecha de nacimiento: 16-01-1973 Lugar: Eibar (España)

Altura: 1,65m

Peso: 47,5kg

Sponsor: New Balance

 

 

El atletismo esta lleno de historias asombrosas y una de ellas es la del español Asier Cuevas Ettcheto, un diseñador de instrumental científico que trabaja jornada completa en un centro tecnológico, donde el desgaste mental y el stress son parte de su profesión.

Pero detrás de este profesional, hay un maratonista que nada parece frenar su pasión por este deporte. Durante su carrera deportiva llegó a ubicarse dentro de los corredores más importantes de esta distancia en su país con 2h14m57s (En Argentina sería olímpico con marca A 2.15-B 2.18). Fue campeón de España en el 2008 (2h15m) y Subcampeón en el 2009 (2h14m23s), junto con el título de campeón por equipos.

Pero su carrera deportiva no termina a nivel nacional también estuvo muy cerca de competir en el Mundial en el 2009, y su curriculum posee un gran recorrido por las distintas maratones más importantes del mundo como, Berlín, Viena, Amsterdam, Roterdam, Donostia, Chicago y Toronto.
-¿Cómo fue tu incursión en el atletismo?
A los seis años corrí mi primer carrera y al mismo tiempo jugaba a la pelota vasca, al fútbol y al ping-pong. A los 14 años seguí corriendo pero lo compaginaba con deportes de montaña y el esquí de fondo. Mientras tanto corría cross country, 5.000m y 10.000m en pista. Pero nunca pude preparar bien esta última debido a que me lesionaba muy seguido. Después de varios años empecé a correr en calle y se convirtió en mi fuerte. Junto con mi entrenador en aquel momento, Santiago Pérez nos fuimos encaminando a distancias más largas y me adapte bien al medio maratón, hasta que vimos que me acomodaba bien a  ritmos relativamente altos durante mucho tiempo y pusimos todas las fichas en el maratón.

-¿Cómo fue correr tu primeros 42.195 metros?
En el 2001 debuté en la maratón de San Sebastián con un tiempo de 2h15m32s, la idea era correrla por debajo de 2h20m, pero la adrenalina y las ganas de correr me ayudaron a superar los objetivos. Y desde aquella carrera me dedique de lleno a preparar esta distancia.

-¿Cuál es la planificación que llevas adelante cuando estas por enfrentarte a una maratón importante?
El plan de entrenamiento normalmente la hacemos de unas 20 semanas, las primeras ocho de una planificación genérica en la que metemos sesiones de gimnasio y un día de la semana de cuestas, comenzando en 150m y aumentando hasta llegar a 12 y posteriormente en distancia hasta llegar a 300 e incluso 500m. Las últimas 12 semanas son de entrenamiento específico, haciendo fondos los domingos, y aumentando progresivamente tanto la distancia como los ritmos, normalmente lo hacemos de manera progresiva. Los fondos más largos suelen ser de 34 y en alguna ocasión de 36km. Las series son un día a la semana, comenzando por 1.000m a ritmo fácil y luego 6×2.000m, 3x3000m, hasta llegar a 2×8.000.

¿Cuánto es el volumen máximo que llegas hacer previo a una maratón?
Lo que llegué hacer como máximo fueron 230km semanales, pero si estoy trabajando no me gusta pasar de 185-190km porque no lo asimilo bien.

-¿Cómo logras el equilibrio mental en una maratón?

Para mi el maratón es la última tirada, hasta la media dejo que los kilómetros vayan pasando, luego empiezo a pensar cómo va la carrera, cuánto queda para la llegada, cómo me encuentro. Al final cuando se pone mas duro, pienso en todo lo que entrené y lo que sacrifique para estar ahí, en mi familia, en mi mujer, en todos los del grupo de entrenamiento, en mi entrenador, en mi anterior entrenador fallecido que también era maratonista, busco cosas cercanas que me puedan dar energía mental.

-¿Cómo llevas adelante tu profesión de diseñador con la de maratonista?
No es nada fácil, tengo una jornada laboral de 8 horas diarias y llegué a trabajar 1.000hs más de lo que me corresponde al año. En cuanto a los entrenamientos, cuando estoy en el específico me levanto a las cinco y media de la mañana para hacer la primera sesión y a las ocho ya estoy entrando a trabajar. Luego voy a casa almorzar y si es posible descanso unos 30 minutos. A las 14 vuelvo a mi oficina y salgo del trabajo a las seis y hago la segunda sesión. Finalmente termino mi día cenando en familia y con muchas ganas de ir a dormir.

-¿Cuándo tenés que viajar por varios días a otros países para competir, cómo manejas la situación en tu trabajo y en la familia?

Trabajo días feriados y otros que me corresponden a las vacaciones, luego tengo la flexibilidad de utilizar esas jornadas trabajadas por otros días. En cuanto a la familia, algunas veces me acompañan pero normalmente viajamos un grupo atletas.

-De todas las maratones en las que participaste ¿Cuál se convirtió en tu favorita?

No puedo quedarme con una pero sin dudas sería Chicago, es impresionante a todos los efectos, mucha gente, un buen circuito pero tiene el peligro de la climatología. Berlín es otra maravilla, es el que más fama esta teniendo, una organización perfecta y un recorrido muy rápido con el problema de un gran viento en la parte final. Mientras que la maratón de Viena tiene un circuito que no es malo pero tampoco perfecto, es una carrera que esta en auge. La de Donostia me gusta mucho porque no hay nada como correr en casa, en un ambiente muy acogedor.

-¿Hay posibilidades de que alguna vez te veamos corriendo nuestra famosa Maratón de Buenos Aires?

Nunca tuve la posibilidad de estar en su hermoso país, no se si podré alguna vez llegar a disputarla pero quizá me anime, aunque antes tendré que organizar otros aspectos como la familia y el trabajo.

-¿Qué consejos le darías aquellas personas que se encuentran en una situación parecida a la tuya, donde hay que combinar la oficina con las pistas y el asfalto?

Que sigan ahí, yo creo que es compatible combinar los dos, lo perfecto sería que en el trabajo les dieran facilidades, un horario flexible y horas recuperables. Es bonito tener una vida de este tipo, que se complementen entre ellas, yo por lo menos hasta que la cabeza aguante seguiré haciéndolo. Luego llegará el día en el que habrá que bajar la exigencia de los entrenamientos.
Ánimo a todos y a seguir entrenando!!!

Recent Posts

Leave a Comment