Entrevista a Luis Migueles. Cuando el pasado es todavía presente

Home / Novedades / Entrevistas / Entrevista a Luis Migueles. Cuando el pasado es todavía presente

Entrevista a Luis Migueles. Cuando el pasado es todavía presente

orredor favorito: Sebastián CoeZapatillas favoritas: Nike Lunar Glade

Un lugar para relajarse: Traslassierras Córdoba

 

 

Después de 23 años sigue siendo el actual poseedor de los principales récords en las distancias de medio fondo en nuestro país. Sus grandes habilidades como corredor le permitieron recorrer gran parte del mundo y también convertirse en la “liebre” de varias figuras mundiales y olímpicas de la década del 70 y 80.

Luis Migueles nació un primero de abril de 1965 en San Salvador, Entre Ríos, lugar que también lo ve nacer como la “Pantera” del atletismo. En 1977 mientras jugaba al fútbol en un club barrial de su pueblo, llega la invitación para una carrera de calle en la cual decide participar, pero faltando pocos metros para finalizar abandona. Al año siguiente luego de participar en otros eventos atléticos en San Salvador logra un mejor nivel y participa en el campeonato entrerriano en 1.500 y 3.000 metros con edad de infantil (14 años), de ahí en adelante empiezan a llegar los títulos y récords nacionales. El primero fue en Colombia en 1983, donde logra la medalla dorada en 800 y 1.500 metros.

A raíz de sus excelentes actuaciones, el club Ferrocarril Oeste lo invita a ser parte de su equipo, con quienes realiza giras por Estados unidos y luego comienza a participar de campeonatos en Bahamas y Paris, llevando el título del mejor juvenil del mundo en los 800m.

En el 86 comienza una nueva etapa de competición en Europa de la mano del club checo, Sparta Praga, donde entrena con los mejores de la distancia bajo la supervisión del subcampeón olímpico de1.500m en Tokio 1964, José Odlozil. Este período se convierte en el más ascendente de su carrera, al lograr el tan ansiado record argentino de 800m (1m46s01). Los logros se sumaban en su extenso curriculum con todo tipo de campeonatos,  pista cubierta, al aire libre, cross country y calle.

En el 89 debió volver a Buenos Aires por falta de recursos para poder seguir afrontando los viajes. Su rendimiento disminuye hasta que decide vender todas sus cosas e irse a vivir a España, donde debió enfrentar duros momentos y correr se había transformado en un motivo para poder ganar plata, comer y seguir soñando.

Los malos momentos son superados y el entrerriano, logra afirmarse en el país hispano y firma para el club Larios, donde recibe becas y todo tipo de beneficios. En el año 1992 vuelve al país que había sido años atrás un lugar imposible para llevar adelante su carrera deportiva, debido al mal momento económico que se vivía. Sigue compitiendo a nivel nacional e internacional en Portugal e Italia, pero ya radicado en Buenos Aires. Durante su preparación para los Panamericanos de 1995 sufre una importante lesión en su tendón de Aquiles, sumado a una fuerte tendinitis que le impide continuar con una de las carreras más asombrosas del medio fondo argentino, dejándonos con la gran incógnita de hasta donde habría podido llegar esta Pantera, que transitó las mejores pistas del mundo con las que sueña cualquier corredor.

-¿Qué fue lo que más te atrajo del atletismo en tus primeros pasos y que es lo que actualmente te sigue manteniendo tan cerca de este deporte?

Cuando comencé lo que más me atraía eran los viajes y las ganas de  conocer el mundo con este deporte. Actualmente sigo cerca porque es parte de mi vida y disfruto mucho ayudando a los demás a cumplir sus sueños corriendo.

-Durante tu carrera deportiva hay innumerables cantidades de hechos y situaciones que asombran ¿Cuál es tu anécdota favorita o aquella que hasta el día de hoy seguís recordando?

Son muchas las cosas que pasaron por mi vida, pero el día que me enteré que tenía que ser liebre de Said Aquita en una milla fue una cosa muy rara. Primero porque trabajé toda la semana preparando los ritmos que me podía pedir (2m22s el mil, que es casi mi récord argentino). Eso me preocupaba mucho, era demasiada responsabilidad ser liebre de aquel corredor, dormía pensando en ese día, muchos nervios y cuando llegó el día, voy a la pisa de calentamiento y me presento como la liebre hasta el mil, pero Said me dice, “No, hasta los 1.200 metros”  y yo le digo,“No llego, bastante que alcanzo al 1.000”. Pero luego el marroquí serenamente me dice que no me preocupe, cuanto más lento vaya mejor. Y así fui de paseo por la pista de Jerez.
Entrevista a Luis Migueles. Cuando el pasado es todavía presente-¿Cómo sobrellevaste aquella época donde tuviste que vender tus cosas para poder viajar y competir en el exterior?

Esto paso porque volvimos de Praga y ya no volveríamos a Europa, así que ese año corrí en 1m48s y me dije, si sigo en Argentina será mi despedida del atletismo.  Así que tenía un pasaje al mundial de cross en Francia con escala en Madrid, pero necesitaba dinero para sobrevivir. Es por ello que decidí vender toda mi ropa, televisor, cinto de pesas y logré sumar 5.000 dólares y con eso me quede en España de regreso de Francia. En el viaje de Suiza a Francia coincidimos con dos españoles que eran los organizadores del primer Meeting de Santander, les conté mi situación, mis marcas y me ofrecieron una invitación en la que me pagaban todo. Ese año firmé para Larios, el mejor equipo de Europa, gané el Campeonato de España y eso me permitió volver al año siguiente con contrato y con menos problemas de depender de las carreras para vivir.

-Durante tu etapa como corredor de pista te enfrentastes a una gran cantidad de obstáculos que supiste superar ¿Qué consejos le darías aquellas personas que se encuentran en situaciones que los limitan para correr?

Siempre habrán muchos obstáculos, más o menos de los que tuve yo pero siempre digo,  si uno quiere salir adelante tiene que superarlos  y eso es lo que realmente te dará la fortaleza para seguir adelante.

-¿Qué se siente ser actualmente el poseedor de seis récords argentinos después de 23 años?

Para mí es un orgullo enorme seguir siendo el más rápido, pero eso significa que nos quedamos en el tiempo y me preocupa.

-¿Cómo superaste aquella lesión del talón de Aquiles que te impidió seguir mejorando? ¿Qué recomendaciones le darías a los jóvenes atletas para que no pasen por tu situación?

La verdad que fue una de las cosas que me limitaron para seguir mejorando mis marcas, porque después del récord de 800m por el año 86 comencé con una tendinitis que no me dejaba entrenar con normalidad. Una de las causas por la cual caí en esta lesión fue por el enorme volumen de pista que hacíamos en Argentina y en la vieja pista del CeNARD que estaba en muy malas condiciones, otra de las causas, era que corría con un mal calzado. Mis recomendaciones, más que a los atletas, se las daría a los entrenadores. Es importante que no carguen de volumen a los chicos, que tratemos de sacar lo mejor de cada uno cuando llegan a ser mayores.

-¿Cómo ves actualmente al atletismo argentino? ¿Qué cosas habría que cambiar o mejorar para poder tener mayor participación y nivel en los torneos internacionales?

Al atletismo argentino lo veo muy mal, en el medio fondo ya no tenemos campeones sudamericanos de mayores después de mi retiro y van muchos años. Los torneos se ganan con marcas muy pobres y la actitud ante la prueba es mala, falta compromiso a la hora de salir a correr para buscar buenas marcas.

Cambiaría en algunos la forma de entrenar, la posibilidad de más competencias en el extranjero y tratar de juntar a los mejores del ranking para que puedan correr juntos.

-¿Por qué durante una etapa decidiste abocarte a las carrera de aventura y por qué crees que en este último tiempo crecieron tanto?

Me aboque a las carreras de aventura por mi trabajo y más que nada por necesidad laboral. De alguna forma creo que crecieron mucho como crecieron las carreras de calle, pero las de aventura te dan la posibilidad de correr por lugares increíbles y eso la gente lo disfruta mucho.

-¿Quiénes son los atletas que entrenás actualmente en pista? ¿Creés que es posible encontrar a un nuevo récordman argentino en los 800m?

Volví a la pista hace un par de años gracias a Eduardo Larrauri y me fui metiendo de nuevo. Mientras tanto lo intercalo con mi trabajo en el running team y mi empresa de organización de eventos. Y hace unas semanas, Javier Morillas me invitó a que lo ayude con los medio fondistas de la escuela de atletismo, donde se encuentran Franco Díaz (1m50s19 en 800m), Pamela Méndez (2m12s en 800m), como otros chicos con mucho futuro. En cuanto a nuevos récordman argentinos veía muy bien a Leonardo Price.

-Qué objetivos tenes en mente que aún no pudiste concretar?

Uno es cumplir el sueño de ser entrenador nacional de medio fondo y el otro, tener mi propio club de atletismo, pero eso será muy pronto.

Récords

Récordman Argentino Adulto 600m 1.17.7 – Praga Rep. Checa – 1986

Récordman Argentino Adulto 800 1.46.01 – Bratislava – 1986

Récordman Argentino Adulto1.000m 2.21.9 – Praga Rep. Checa – 1986

Récordman Argentino Junior 800 1.47.14 – Santiago de Chile – 1984

Pista cubierta

Récordman Argentino 800 1.49.9 – Sevilla España – 1991

Récordman Argentino 1.000 2.23.45 – Madrid España – 1990

Distinciones
1983 – Revelación Clarín
1984 – Olimpia de Plata
1985 – Olimpia de Plata
1986 – Olimpia de Plata
1984/85/86 – Cruz al Mérito Deportivo Club Ferrocarril Oeste

Recent Posts

Leave a Comment