Iris Fernández, una pionera en la historia del atletismo Sudamericano

Home / Novedades / Entrevistas / Iris Fernández, una pionera en la historia del atletismo Sudamericano

Iris Fernández, una pionera en la historia del atletismo Sudamericano

Lugar de nacimiento: Floresta, Buenos Aires
Pruebas corridas: 100m (13)-200(27.1) 400(1.00)-800(2.12.6)-1.500(4.31.9) 3.000(9.54.3)-5.000(17.58)-10.000m(37.11) Maratón(2.58.31)- Cross Country.
Títulos profesionales: Instructora y Entrenadora Nacional de Atletismo, Administradora Gubernamental

 

Fue una de las figuras que dejo la historia del atletismo nacional, siempre caracterizada por su temperamento y perseverancia logró ir más allá de las fronteras hasta convertirse en una pionera de las distancias de medio fondo y fondo en Sudamérica.

Corrían los años 60 y el mundo del deporte era sólo para los hombres, no había lugar para ellas o mejor dicho no era bien visto que las mujeres realicen aquellos esfuerzos considerados masculinos. Pero fue en esta época donde Iris Fernández de la mano de su entrenador, Gilberto Miori comenzó a transitar aquellas pistas de carbonilla y empezó a dejar sus primeros registros en pruebas de velocidad. Luego se convirtió en una de las primeras en animarse a competir en distancias para aquel entonces poco convencionales como los 1.500, 3.000, 5.000 y 10.000 metros. Cabe destacar que la soledad era una de sus principales compañeras durante las carreras, ya que eran muy pocas las mujeres que competían o que podían seguirle el ritmo, excepto por Alicia Enríquez, otra gran corredora con quien tuvo sus míticos enfrentamientos.

Iris Fernández tenía un único objetivo, seguir superando sus récords de aquel entonces y hacer lo que más la apasionaba que era sentirse libre corriendo. Pero el gran salto y seguimiento de la prensa llegó para la corredora porteña el 23 de septiembre de 1979 cuando se convirtió en la primer mujer argentina que disputaba una Maratón. El suceso tuvo lugar en Waldniel, Alemania, donde cruzó la meta en la 14º posición con 2h58m39. La carrera de Iris fue prácticamente continua desde 1966 hasta 1984, compitió en nacionales, regionales y también a nivel internacional en sudamericanos, panamericanos y mundiales.

iris1¿Cómo fueron tus comienzos en el atletismo?
Todo comenzó a fines de 1963, fue muy difícil y casi diría poco trascendente. No contaba con el apoyo de mis padres, ya que no veían con buenos ojos mi afición al deporte y me hacían notar a cada momento que no tenía sentido hacer tanto esfuerzo para obtener sólo una medallita. Pero nunca me resigné y pudo más mi pasión por correr y mi afán de lograr la superación personal. A partir de una dedicación diaria e intensiva perfeccioné mi preparación física y técnica, siempre bajo la dirección de mi entrenador de toda la vida, Gilberto Miori.]

¿Cómo hacías en aquel entonces para desarrollar tu carrera deportiva en paralelo con tu estudio y profesión?
Terminé el secundario recibiéndome de Perito Mercantil y con 17 años comencé a trabajar. Mi carrera deportiva corrió en forma paralela a mi carrera profesional. Tengo la misma cantidad de años corriendo que trabajando. Por supuesto que ello requirió un esfuerzo adicional pero tenía el problema del descanso, incorrecta alimentación y fundamentalmente, poco tiempo para hacer todo lo que hacía, porque a ello había que agregarle el estudio ya que siempre estuve estudiando y capacitándome para un mejor desempeño y en la etapa en que me fui a vivir sola, el hogar también llevaba su tiempo y dedicación.

-¿Qué cosas lamentás de no haber podido vivir  en aquella época con el deporte?
Lógicamente me hubiera gustado dedicarme más al deporte pero lamentablemente nací en la época en que era totalmente amateur y no era concebible pensar en vivir de alguna forma del mismo y además porque era penado por la Federación el hecho de recibir remuneración alguna.  Los premios en dinero comenzaron a surgir prácticamente cuando estaba en las postrimerías de mi carrera deportiva (me refiero al atletismo federado y representativo). Pero mi acercamiento al atletismo veterano significó un cambio notable ya que no estaba tan presionada por mi misma para lograr resultados y ahí fue cuando realmente tomé conciencia de cuanto amaba el atletismo.

Si tuvieras que nombrar a una persona que ocupo un lugar importante en tu carrera deportiva ¿Quién sería?
A pesar de las grandes diferencias y los choques de personalidades que en un momento hicieron que me alejara y comenzara a entrenarme sola, volviendo ya como veterana, sin dudas con sus defectos y virtudes fue Gilberto Miori. Me entrenó desde los 17 a los 34 años y de los 40 hasta el momento de su fallecimiento, a mis 57 años.

¿Cómo fue la experiencia de convertirte en la primer mujer que corrió una carrera de calle en nuestro país?
En lo personal mi experiencia fue buena pero no así para algunos de mis rivales varones ya que protestaron y solicitaron no se me permitiera seguir participando. Según lo manifestado por los dirigentes de FAM de esa época, el argumento era que les ganaba a muchos y que por lo tanto no me debían dejar correr en una carrera reservada a varones. Por supuesto que continué a pesar de todo pero en algunas competencias fui blanco de algunos gestos antideportivos como empujarme, cruzarse, sólo por una mínima parte de quienes corrían, pero como nunca fui de callarme y supe defenderme, las cosas no pasaron a mayores y seguí en la brecha. Quiero mencionar a mis compañeros de club que no sólo me ayudaban con los entrenamientos sino que también colaboraban conmigo en esta “batalla de sexos”.

¿Cuándo fue que te decidiste correr la Maratón?
Cuando oía hablar de maratón, por ese entonces sólo reservada para los hombres, admiraba la dedicación al entrenamiento y la fuerza de voluntad para completar la distancia y me decía que jamás correría una distancia así. Pero en 1979, por intermedio de la FAM, informan al delegado de UDA (Unión Deportiva Argentina) club al que representaba, que Cosméticos Avon tenía previsto enviar una representante de cada uno de los países donde tuviera filiales a correr lo que se denominó primer mundial femenino de maratón. El objetivo era reunir la mayor cantidad de países para presionar a  los fines que dicha prueba fuera incluida en el calendario olímpico. Se decidió entonces realizar un selectivo sobre 20 kilómetros, donde gané con un tiempo de 1h24m y con ello mi pasaje a Alemania.

¿Cuáles son tus recuerdos de aquel día, donde marcaste un antes y un después en la maratón en Argentina?
Mis recuerdos son realmente felices ya que al finalizar la prueba sentí que había logrado vencer mis limitaciones y que si fui capaz de hacerlo podía hacer cualquier otra cosa que me propusiera. Fue una sensación de plenitud y más aún con el tiempo logrado impensable tanto para mí como para quienes me conocían. Al kilómetro 40 me dije “ya está” y seguí corriendo hasta que apareció un cartel que decía últimos 500 metros. Fue emocionante, yo lloraba de alegría. Recuerdo que me descalcé y a partir de allí tuve que volver al hotel descalza porque tenía la mayoría de las uñas de los pies machucadas, pero ya no me importaba nada.

iris2¿Sentiste el reconocimiento de la gente cuando regresaste al país?
Sin duda alguna la mayoría no creía que llegara y los que si lo creían no esperaban en ese tiempo. Para todos realizarlo era algo así como una hazaña épica. Tuvo amplia repercusión en el ambiente y también en la prensa. También a nivel internacional, ya que vinieron a invitarme especialmente para correr una maratón femenina en Tokio al año siguiente, supongo porque en Alemania le gané a las representantes de ese país.

¿Cuál es tu opinión sobre las actuales maratonistas argentinas? ¿Crees que alguna de ellas tiene posibilidades de llegar a un JJOO?
Las corredoras nacionales que compiten en maratón tienen un nivel que no alcanza siquiera para un sudamericano, prueba de ello lo dan los resultados de la reciente Maratón de Buenos Aires. Habrá que esperar que aparezca alguna atleta con una buena base de velocidad porque sin eso es imposible lograr grandes resultados. Este verano en la competencia que se realiza todos los años en Villa de las Rosas, Córdoba tuve la oportunidad de conversar con Rosa Godoy, quien me expresó que probablemente incursionaría en Maratón con vistas a los JJOO de Londres 2012. El potencial lo tiene le falta entrenar a su cuerpo y mente para la distancia. Si lo logra puede alcanzar un nivel olímpico, no para ganar sino para hacer un buen papel. Otra que pienso que tiene potencial es Karina Córdoba.

¿Cuál es tu visión acerca de esta “explosión” de los running teams?
Considero que en general son un negocio para unos pocos al que colaboran muchos, pero el resultado para el atletismo es prácticamente nulo. Basta ver la evolución del deporte 50 años a la fecha y veremos que se involucionó cuando en el resto del mundo se avanzó. Quizás sean expresiones de nuevos tiempos, todos quieren ser protagonistas pero no se si realmente quieren ser atletas. Toman cada carrera como un desafío personal, lo que es válido, pero sin proyección futura. Los tiempos cambiaron, antes prevalecía la pasión por el atletismo y todavía hay algunos que continúan en esa tónica y todo era amateur, no se cobraba inscripción a las carreras, la mayoría de los entrenadores no cobraban porque no vivían de eso, lo hacían porque les gustaba y casi siempre eran ex -atletas. Los únicos que se benefician son los atletas de primer nivel con los premios, los protagonistas son todos los que corren y los que hacen negocio son los organizadores.

¿Qué cosas sentís que lograste hacer desde tu rol en la Secretaría de Deportes de la Nación y qué creés que te quedó pendiente?
El ofrecimiento vino de parte de Roberto Perfumo que buscaba a alguien que tuviera conocimiento de la Administración Pública y conocimientos del deporte. Estuve durante nueve meses hasta su renuncia. En ese corto lapso logré que el Cenard no siguiera funcionando como un Club arancelado. La pista de atletismo estaba en pésimas condiciones y la auxiliar daba lástima, por eso preparé el expediente, armé los pliegos y gestioné los fondos para el llamado a licitación para la construcción de la pista principal, dejando stand by para el año próximo la construcción de la auxiliar. Ambos trámites estaban en marcha cuando renuncié y fueron terminados por Morresi, actual Secretario. Eso junto con los proyectos de arreglo del natatorio, del gimnasio auxiliar, del hotel, etc. fueron iniciados en mi gestión y luego continuados. Quedó en el tintero un plan nacional para el deporte, que contemplara todos los aspectos inherentes al mismo: deportistas, entrenadores, capacitación, instalaciones, dirigentes, clubes, entre otros.

Agradecemos la colaboración y los aportes de Cinthia Salerno

Recent Posts

Leave a Comment